miércoles, 5 de enero de 2011

El caballo

Un animal increíblemente maravilloso, noble, bello... No puedo describir con palabras lo que los amantes de estos animales sentimos. Cuando monto a caballo me siento libre, me siento en la cima del mundo, sonrío y me olvido de todo lo demás. Cuando estoy rodeada de una manada de yeguas con sus potros estoy a gusto. Me rodean buscando algo de comida, como una manzana o una zanahoria. Me olisquean curioseando a la intrusa que ha interrumpido su almuerzo :). Veo a los pequeños miembros de la manada trotar felices mientras sus madres les miran atentamente.
Cuando acaricio a un caballo y agacha las orejas agradeciendo la caricia soy la persona más feliz del mundo. Disfruto viéndoles actuar en un espéctaculo, viendo sus grandes habilidades, viendo sus majestuosos movimientos. Es un sentimiento indescriptible, que muchas personas comparten conmigo.
Para terminar sólo puedo decir: Caballos Gracias Por Existir :)